jueves, 26 de enero de 2012

15 Million Merits

Este título hace referencia al capítulo 1x02 de la mini serie Black Mirror. Esta serie la conocí gracias a un tweet del señor clorofila (sí, que ahora somos modernos y usamos twitter jajaja).


Es una serie muy reflexiva, nos sitúa en un futuro cercano y nos hace plantearnos si realmente los avances tecnológicos de que disponemos son avances o implican la deshumanización de las personas.

De estos capítulos, me llamó la atención el capítulo 1x02: "15 Million Merits" (no voy a hacer spoilers, tranquilos). Este capítulo me ha hecho pensar mucho, y nos plantea situaciones que, aunque parecen muy ficticias, se asemejan más de lo que parece a la realidad. Quería hacer un análisis de este capítulo, pero no acabaría nunca, así que comentaré algunas cosas de las que me hizo pensar.

Antes de nada, quiero aclarar que yo me incluyo en los casos que critico en este post, es decir, que no estoy criticando pensando que yo estoy por encima de ello.


Es más fácil si la otra persona no está ahí

Es mucho más fácil escribirle a alguien por Gmail "Un abrazo!" que darle un abrazo de verdad. Y esto nos está pasando. La comunicación por Internet es mucho más fácil. Para qué vamos a molestarnos en ir al centro a tomar un café si podemos hablar por el chat, calentitos en casa.

Y eso nos pasa cada vez más. Es cierto que Internet viene muy bien para comunicarnos, pero acabamos acomodándonos demasiado. Imagina que no tienes Internet, seguro que quedarías mucho más con la gente importante para ti.

Todo esto nos hace reducir más y más el contacto. Pensad cuándo le disteis el último abrazo a un amigo o amiga, y pensad cuántas veces se lo mandáis por chat.


Trabajar para algo que no existe

Trabajar es un medio de ganar dinero, en esto estamos todos de acuerdo. El dinero lo necesitamos para sobrevivir, hasta aquí todo bien. Pero, también, muchas veces nos creamos la necesidad de tener cosas que no existen. ¿Cómo que no existen? pues sí, no existen.

Piensa por ejemplo, en quien trabaja y trabaja para poder comprarse un iPhone, pero, ¿qué es un iPhone? ¿qué aporta en tu vida? ¿acaso puedes mantenerte vivo gracias al iPhone?. Es una necesidad creada por la sociedad. Y esto con muchas cosas.


Lo real da miedo

Esta es la parte con la que más identificado me sentí con el protagonista. "Lo real da miedo". La gente sabe que lo real está ahí, pero tiene miedo de verlo.

El ejemplo de esto son los sentimientos. Todos tenemos miedo de hablar de nuestros sentimientos, a nadie nos gusta decir que estamos tristes, o decirle a alguien que le queremos (independientemente de si es pareja o no). Todos tenemos sentimientos, y son una parte importante de nuestra vida, pero no está bien visto sacarlos, hay que ocultarlos.

Y, a medida que avanzamos, cada vez los escondemos más. Os voy a contar algo que me pasó ayer. En clase de teatro hicimos unos ejercicios de teatro emocional. Consistía en simular parejas y hablar de los sentimientos hacia esa pareja delante de todos. Todo ello era ficticio, es decir, no expresábamos sentimientos reales, pero nos teníamos que poner en la pie del personaje, como si esos sentimientos fueran nuestros.

El resultado fue bastante desastroso (aunque aprendí mucho), yo iba confiado en que lo iba a hacer de maravilla, pero fue algo muy complicado, a pesar de expresar cosas que no sentimos de verdad, hablarlo delante de todos era muy complicado. Y todos nos cortamos mucho (a pesar de que ya nos conocemos bien y tenemos confianza) y yo creo que soy una persona medianamente abierta en estos temas.

Es mucho más fácil improvisar escenas graciosas, de coña, pero, cuando entramos en estos terrenos, siempre se nos hace cuesta arriba (vamos mejorando con el tiempo claro).

Y cada vez más, tendemos hacia la deshumanización. Si alguien te habla en el bus, está mal visto. Si alguien te cuenta que le emociona la poesía, está mal visto. Si alguien te dice que está deprimido, está mal visto, etc, etc.

Es un poco lo que he reflexionado estos días, entre la serie y el teatro. Cada vez somos más máquinas y menos personas. Así que os recomiendo que invirtáis de vez en cuando tiempo en esto, en entrenar la parte humana que todos tenemos. Es importante estudiar y trabajar, pero también es importante entrenarnos como personas, aprender, buscar, practicar. ¡Que no os de miedo!

3 comentarios:

Ianearis dijo...

¡Nuevo post! ¿Has pensado en avisar en facebook/twitter/google+ (elige) cada vez que escribes algo nuevo por aquí? Creo que si no la gente no se entera hasta que no hay un comentario y les llega al correo :P

señor clorofila dijo...

Buah, excelente reflexión Eidan! Os recomiendo a todos ver la serie, really ;), da mucho que pensar.

Y sí, coincido con lo que comenta Eidan, poco a poco tendemos a deshumanizarnos y no expresar emociones/sentimientos, volviéndose todo mucho más artificial.

Este finde si os veo os daré un abrazo :D!

Eidan dijo...

@Ianearis nada! el que quiera leer los posts que esté atento jaja.

@Señor clorofila buah es que la serie está muy bien, y tiene una cantidad inmensa de contenidos metafóricos, es una pasada.

Que conste que el post no es una crítica a la gente conocida eh! de hecho es más una autocrítica, porque yo peco mucho de lo que comento en el post.