sábado, 16 de febrero de 2008

La mala educación

Zaragoza, zona San José, 12:30 aproximadamente de la mañana.

Como buena hija, la jefa mantis sale de su casa destino supermercado para comprar artículos de primera necesidad en su vida diaria (véase: chicles, coca-colas y galletas con trocitos de chocolate). Todo era normal, o eso creía ella, cuando al salir del citado supermercado justo antes de llegar a su casa noto un cuerpo extraño que se le aproximaba al culo. Cuando, cargada con bolsas llenas, la jefa mantis giró sus antenitas hacia atrás, descubrió dos individuos de aproximadamente 8 y 6 años que jugaban con objetos con una lucecita roja e intentaban tocar diversas partes de su cuerpo (todas ellas incluidas en la parte inferior, y no precisamente en las piernas). La jefa mantis acorralada y con miedo de pegar a alguno de los críos con una bolsa de 24 cocacolas, se ve obligada a refugiarse en la peluquería de abajo de casa, donde el pobre peluquero se queda flipando con la escena que acaba de presenciar.

Ahora mismo no sé si reirme, llorar, o lamentarme por la educación que están recibiendo los niños. Además, la pregunta que realmente me rondaba la cabeza durante todo el "episodio" es ¿dónde está el padre/madre de la criatura en cuestión? ¿Es que ya no puede bajar uno tranquilo a comprar una puta caja de galletas o qué?

viernes, 15 de febrero de 2008

Quitandole sustancia a la vida

- Coca-cola sin cafeína
- Nata desnatada
- Café descafeinado
- Morcilla vegetariana,...

¿Qué más se podía inventar? La docencia sin docente.

¿Para qué dar clase si los alumnos pueden darla por ti? Esto se llama innovación docente, formas nuevas de dar la clase que no sea lo de siempre. Yo entiendo por lo de siempre que un profesor, experto en el tema en cuestión Y CONTRATADO A TIEMPO, expone conceptos de manera clara, ordenada y siguiendo una línea coherente, y los alumnos absorben los conceptos expuestos, de los que son examinados en el momento que se haya fijado previamente.

Vale, tiene fallos por ambas partes, porque profesores expertos habrá, pero para dar clase se necesita algo más que saber mucho de un tema, también se necesita saber transmitir (y aquí el encargado de docencia debería plantearse el esconder a algunas personas en el laboratorio de investigación y dejarlos investigando, NOTA MENTAL siempre he tenido curiosidad por saber cómo funciona eso de la investigación). No siempre es cierto, todos hemos tenido profesores-as de nota-encuesta-entre-cuatro-y-cinco (también me gustaría saber como es posible que las encuestas estén siempre por encima del tres, aunque casualmente todo el mundo que conozcas haya rellenado con unos y doses, cosas de la vida). Y está claro que los alumnos no siempre somos de lo mejor, porque a estas alturas yo he perdido el 70% de la motivación con la que entré a estudiar, no sé vosotros como andareis de esto. En la mitad de las clases siento que me timan, y en la otra mitad me aburro. Que la clase la den mis compañeros no va a cambiar ni lo uno ni lo otro (sobre todo no va a cambiar lo otro, más bien será un aburrimiento++;).

¿Pero tan malo es el sistema que seguimos hasta ahora?

Estoy de acuerdo en que es injusto que se valore todo el trabajo de cuatro meses en tres horas de examen, y que es injusto que a profesores distintos de prácticas les separe una diferencia de 2 ó 3 puntos en la corrección. Que se lleve un control del trabajo diario me parece bien, más que bien. Lo que no veo lógico es que directamente tenga que ser el alumno el que de la clase, el que se prepare los temas y los exponga. O el que tenga que inventar lo que ya está inventado (y creo que ya se entiende por dónde van los tiros). No sé, es que no me veo explicando las series de Taylor o las de Fourier al resto de mis compañeros que están pasando del tema, que me calificarán según como tengan el día (que no será muy bueno teniendo en cuenta que están ahí por obligación), y que preferirán comerse los mocos a escucharme, o que harán como suelo hacer yo, ponerse en el cerebro hilo musical alternativo.

¿No sería más fácil preguntar a los alumnos que opinan del sistema y que ellos dieran las ideas? Quién sabe, a lo mejor me equivoco y resulta que la innovación docente es la caña, y todo el mundo saca nueves y dieces (entonces prepárense a sufrir la ira de los pringados que pencaron el examen de toda la vida).

Pronto llegará junio (ñaaaaa).


PD. Por qué aún no he terminado las prácticas del cuatrimestre de otoño y ya he empezado eeeeeeee las del siguiente!!!


jueves, 14 de febrero de 2008

miércoles, 13 de febrero de 2008

Un examen como un juego de guerra

Después de 2,5 años en la universidad he desarrollado la teoría de que un examen tiene varias similitudes con una batalla.

En primer lugar está el periodo de preparación, en el que los soldados tienen que entrenarse duro, día tras día, para poder ir algún dia a la guerra. El entrenamiento es bastante duro y tiene que realizarse con bastante antelación para no llegar desprotegido a la batalla.

Al final, llega la batalla para la que te has estado preparando 4 meses, los nervios no perdonan pero hay que estar firme para no ser alcanzado por una flecha perdida.

La batalla comienza, y es que el entrenamiento previo es muy importante, pero siempre puede pasar cualquier cosa: es posible haber estado entrenando duro durante los 4 meses y que de repente te claven un puñal por la espalda en un acto de cobardía, entonces, por mucho que te hayas entrenado seguramente morirás.
También podemos ganar la batalla, unas veces más ajustado que otras, incluso en algunas, aunque no nos hayamos entrenado bien se puede ganar, pero esto no es lo normal.

Tras la batalla llega el desenlace: puede que hayamos ganado la batalla, puede que la perdamos. También es posible que, aunque la batalla parezca ganada se pierda o al contrario, perder sin esperarlo.

Algunas veces, la batalla parece perdida, pero con una reunión de líderes en el reino enemigo se puede llegar a un tratado de paz revisando el resultado de la batalla, para estos temas están los expertos en convencer al lider enemigo del tratado.

domingo, 3 de febrero de 2008

Clubbed To Death

Ahi va de regalo uno de los mejores videoclips.