lunes, 20 de febrero de 2012

Lidiando con hijos de puta

Hace ya casi un año que estoy metido en el mundo empresarial. Por fortuna o por desgracia, muchas veces me toca reunirme con clientes o con gente de otras empresas para colaboraciones en proyectos.


La mayoría de las reuniones suelen ir bien, me considero una persona paciente y que no pierde los nervios a menudo. Sin embargo, algunas veces te toca tratar con un hijo de puta. Y mira que yo soy una persona comedida, pero es la calificación más suave que puede utilizarse para este tipo de personaje.

El hijo de puta es aquel gerente de otra empresa que, lo primero de todo, es un vendedor de humo. Que bueno, de esto hay mucho, y no es de hijos de puta, pero se convierte en tal en el momento en el que empieza a insultar, desprestigiar y despreciar a los demás. Se cree el rey del mundo, tiene una actitud agresiva y va a machacarte todo lo que pueda.

Sin embargo, algo que he aprendido de mi jefe (y que ya traía entrenado del CPS) es a tratar con este tipo de personas. Vale, en el CPS si un profesor se ponía cabroncete, seguramente no lo podías rebatir porque sabía más que tú, pero en este caso estamos en igualdad de condiciones. La clave es no entrar nunca a las provocaciones del hijo de puta.

Existen dos armas para tratas a este tipo de personas:

- La inteligencia: usa tu inteligencia, seguro que sabes más que él. Piensa rápido, no te dejes intimidar y, en cuanto le pilles, suelta un sutil puñal, afilado y directo. Sobre todo con mucho talante. Veamos un ejemplo real (en este caso el hijo de puta se llamará Juanito):

Eidan: entonces, los valores, ¿qué tipos de datos pueden ser? (ofusco un poco el diálogo)
Juanito: ¡pues qué van a ser! ¡¡números decimales!! ¿acaso podrían ser otra cosa?
Eidan: claro, podrían ser datos de una gran variedad, sí que es verdad que a priori parece que un decimal puede ser el único tipo de datos coherente en esta representación, pero se me ocurren otros, tales como booleanos, tipos de datos enumerativos, cadenas de caracteres, etc... que también se ajustarían a estos requisitos planteados.

(Como has visto, el puñal tiene que servir para lucirte, alarga la frase, habla rápido en plan Sheldon que queda mejor)

En ese momento el hijo de puta se quedará callado y tendrá que resignarse, no pudiendo refutar tu argumentación.

Eidan 1 - 0 Juanito


- Habla con las autoridades: y con esto no me refiero a llamar a la policía. Todo empieza por ser una persona amable y buena con la gente del entorno (que no afirmo que yo lo sea). Haz relación con la gente, cáeles bien. Probablemente ellos también odiarán al hijo de puta.

Si el entorno no es demasiado jerárquico, seguramente tendrás relación con alguien por encima del hijo de puta. Pues bien, ahora tienes que plantar tus armas, para que crezcan y germinen solas. La cosa está en exponer los hechos, no presentando ninguna de tus conclusiones subjetivas, pues ya será la otra persona quien lo haga. Así, pensará que ha llegado a esa conclusión él solito cuando, en realidad, habrás sido tú el que ha plantado esa idea. La otra persona habrá creado entonces una opinión él solo, y tú no la habrás influenciado para nada. Entonces, es el momento de dejar que todo fluya.

Si plantamos varias semillas tendremos la partida ganada. Veamos un ejemplo (añadimos un nuevo personaje, Boss).

Boss: ¿qué tal Eidan? ¿cómo va el proyecto ninja? ([1] HIMYM).
Eidan: bieeen :D a ver si consigo ya avanzar con las estrellas ninja, que ayyy no nos ponemos de acuerdo, a ver si consigo utilizar esto que me han pasado los de la empresa de Juanito, que me está resultando un poco complicado.
Boss: ¿y eso?
Eidan: nada, pues es que me han delegado la lógica de los Shiruken, y claro, es algo que no había planeado, pero vamos, que en ello estoy.
Boss: un momento, pero si la lógica de los Shiruken tiene que hacerla el servidor.
Eidan: si bueno, eso les dije yo, pero como no accedieron, pues al final me ha tocado.
Boss: nada, no te preocupes, que eso es inaceptable, yo hablo con ellos y se encargarán.

Eidan 2 - 0 Juanito

¿Lo veis? si hubiera ido en plan: ¡vaya hijos de puta estos, no pienso hacer esto ni por asomo!, seguramente habría sido distinto.

A ver, hay casos y casos, si el hijo de puta es el jefe supremo, no te quedará otra que morir al palo, pero siempre actúa desde la simpatía, será el arma que más probabilidad de éxito te dé.

Así que ya sabéis, el karma siempre acaba actuando jejeje, a veces sólo hay que canalizarlo un poco.

PS: basado en hechos reales. El tío se cree que es Dios pero no sabe la que se le avecina jijiji. ¡Ya os contaré el desenlace!

2 comentarios:

Chop dijo...

O.o

¿Esto lo ha escrito Eidan o el señor clorofila desde la cuenta de Eidan?

señor clorofila dijo...

Mmmm mucho no sé, ¿eh? :P Hay pistas y detalles de los que se pueden inferir cosas ^^.

- El Sr. Clorofila está familiarizado con el mundo empresarial, pero dudo bastante que tildase de "Hijo Puta" al gerente de la empresa en la que trabaja, por motivos obvios ;).

- El Sr. Clorofila no hace referencias a HIMYM. No desde que los guionistas perdieron el norte...

- El Sr. Clorofila cree en el Karma, pero solo una semana al año. De modo que evita hablar de él/ello en la medida de lo posible :)

Saludos!!