martes, 17 de junio de 2008

¡Adiós!, Vete y no vuelvas

No, no me refiero a la época de examenes, ni a nadie que conozcais, me refiero a mi vecina. Para que os hagais una idea, es la típica vecina PESADA que se aburre y está todo el día en mi casa dando mal hablando y hablando y uno no puede estar en su sofá tranquilo viendo un partido de fútbol porque la pesada de ella no calla y no se puede uno relajar. Llevan ya muchos años. Hace años el hijo pequeño estaba todo el día tocando los huevos porque era un crío que no paraba, quería jugar conmigo pero yo pasaba de él aunque algún día no me quedaba opción y tenía que joderme (por lo típico que te dice tu madre: anda, dejale que se pase a jugar). Se pasa aquí haciéndose la remolona pidiendo alguna tontería o lo que sea y a lo tonto se sienta en el sofá y se queda 2 o 3 horas. Ahora mismo está aquí y me ha amargado todo el partido de fútbol, hace más de una hora que ha dicho: "que me voy que tengo que hacer la cena". Ostia! vete ya joder, que son las 22.30 y tienes familia en casa, déjanos en paz a los demás que tenemos que hacer nuestra vida.
Hace un par de años nos dio la noticia de que había adquirido un piso nuevo (ahora mismo vive en el piso de al lado). El nuevo piso está a unos 30 metros pero bueno, ya encontrará a alguien ahí para joder. La cosa es que la tía no tenía ganas aún de irse (jeje me ha hecho gracia una frase que le ha dicho a mi madre hace un rato: "es que eso de tener que hacer amistades nuevas...") ostia vete ya que no te aguanto!. Pero al fin se ha decidido a irse y ya está preparando la mudanza, por fin el momento deseado ha llegado, va a dejar de tocarme los huevos (dios, aún está aquí, lleva desde la primera parte del partido y ya ha acabado, que son casi las 11 de la noche...).
El otro día, me hizo pasarme a "arreglarle" el ordenador, que por lo visto soy técnico experto en reparación de los errores de windows, total que se le colgaba el escritorio y yo: "sí muy bien, y yo que coño quieres que haga" le dije: "si te vuelve a pasar me avisas" (para quitarmela de encima) y luego pasa otro día y me dice: "ven ven que me ha pasado" y yo: "no es que ahora estoy ocupado estudiando...". Total que no me hizo ni puto caso y ni me escuchaba, se lo miré, le maté el proceso explorer y se lo inicié otra vez pero yo que coño sé por qué es, tiene todo ahí mierda en el ordenador pues no me extraña. Ve a un técnico joder que yo no arreglo el software, lo diseño :).
En fin, que por fin se va la pesada esta, yo por supuesto lo celebraré por todo lo alto, ahora hay que pensar: ¿Qué hará con su piso? ¿Lo dejará vacío o lo alquilará? ¿Quién vendrá si lo alquila? ¿Será algun vecino más pesado? ¿Alguna cachonda? Quién sabe lo que el destino deparará. Os mantendré informados